La banca rescatada aún tiene activos ‘tóxicos’ por 18.500 millones

La afirmación de que la banca española ha completado su saneamiento con las ayudas recibidas ha quedado en entredicho en menos de tres meses. El Gobierno y el Banco de España buscan fórmulas diferentes para limpiar aún más sus balances con el objetivo de garantizar su rentabilidad futura y dar salida a los grupos nacionalizados.

Entre los riesgos existentes de las siete entidades que han percibido fondos públicos, destaca el volumen de activos tóxicos inmobiliarios que todavía acumulan tras el reciente traspaso al banco malo o Sareb. BFA-Bankia, CatalunyaBanc, Novagalicia, BMN, Liberbank, Caja3 y España-Duero cuentan con 18.548 millones de créditos al promotor e inmuebles adjudicados por impagos.

En concreto, acumulan préstamos por valor bruto de más de 7.400 millones, que corresponden a las operaciones por debajo de 250.000 euros después de provisiones, y pisos y suelo por importe de 11.125 millones, de las unidades que no han sido transferidas a la Sareb al tener una tasación inferior a los 100.000 euros tras las dotaciones exigidas por el Gobierno.

See on www.eleconomista.es