La banca anunciará una mejora de sus resultados pese a las dificultades

“El gran reto de la banca española ahora es la rentabilidad”. Estas palabras, que pronunció hace unas semanas el director financiero del grupo Santander, José Antonio Álvarez, resumen bien la actual situación del sistema financiero. El gran esfuerzo en solvencia y provisiones está hecho, aunque quedan flecos, y ahora lo que toca es buscar fórmulas para mejorar los ingresos, pese a la caída del negocio y la debilidad del margen de interés por la situación de los tipos de interés. Los resultados del segundo trimestre que esperan los analistas se encuadran en este escenario. Se empezarán a ver algunas mejoras, especialmente en los grandes, pero la capacidad de generación de beneficios sigue muy lejos de la que había antes de que empezara la crisis. En concreto, de acuerdo con las estimaciones recopiladas por la agencia Bloomberg, las principales entidades cotizadas (ver información gráfica) obtendrán un beneficio conjunto de 5.977 millones, lo que compara con las pérdidas de 780 millones que los mismos grupos registraron en el mismo periodo de 2012. Sin embargo, cabe recordar que los datos del pasado ejercicio están distorsionados por los ingentes números rojos que registró Bankia (4.448 millones), después de que la entidad fuera nacionalizada y el nuevo equipo aflorara las pérdidas del balance. En todo caso, aun descontando el efecto Bankia, los resultados de este semestre deberían superar en casi el 57% los del pasado año. Por entidades, Bankinter lideraría el repunte de los resultados, apuntándose unas ganancias de 99 millones. El año pasado, cerró junio con apenas 23 millones de beneficios, pero hay que tener en cuenta que fue prácticamente la única entidad que adelantó al primer semestre la totalidad de las provisiones del ladrillo exigidas por la reforma financiera. CaixaBank se situaría en el segundo lugar, al obtener en el conjunto del semestre 408 millones de euros. El empujón del banco catalán, sin embargo, viene del primer trimestre, cuando el banco se apuntó 335 millones de euros de beneficio, ayudado por la incorporación a las cuentas de Banco de Valencia y Banca Cívica. En el segundo trimestre estanco, la entidad filial de La Caixa habría ganado 73 millones. También los dos grandes bancos deberían mostrar mejoras en las cuentas. El beneficio neto semestral de BBVA, según los analistas, habría crecido el 68%, hasta los 2.543 millones. Sin embargo, cabe recordar que el banco que preside Francisco González afirmó el año pasado que su beneficio “ajustado”, es decir, sin incluir los saneamientos extraordinarios por el ladrillo, habría sido de 2.374 millones. Tomando esta referencia, las ganancias apenas habrían subido este año.

La banca anunciará una mejora de sus resultados pese a las dificultades,Banca. Expansión.com

See on www.expansion.com