La amenaza para el oro es una desconocida

¿Cuál es la mayor amenaza a largo plazo para el precio del oro? Se podría argumentar que es la subida de los tipos de interés, que aumentarán el coste de la tenencia de cualquier activo que no obtenga tanto rendimiento. O la deflación (si los precios empiezan a bajar, el papel moneda parecerá mucho más valioso). O se podría defender que es el dólar renaciente.

A medida que la moneda americana se consolida (y parece probable dado su rendimiento relativo frente al resto del mundo), el oro valdrá menos como alternativa. A corto plazo, estos factores tendrán sus consecuencias e incluso podrían explicar la tremenda caída del precio del oro en los tres últimos meses pero a medio y largo plazo (y el oro no es otra cosa que una inversión a largo plazo) la amenaza principal es el ascenso de las monedas digitales alternativas, como el bitcoin.

Como rival del papel moneda, el oro ha tenido el mercado para él solo. Ahora tendrá competencia y eso sabemos que siempre baja el precio de cualquier producto. El oro lleva montado en una montaña rusa tres años, incluso según su propio estándar volátil. Allá en 2011, llegó a casi los 2.000 dólares la onza cuando parecía que la moneda única europea corría peligro de colapso inminente. Desde entonces, ha vuelto a caer hasta los 1.200 o 1.300 dólares. En los últimos meses, ha sufrido caídas dramáticas de un día para otro, suficientes como para incluir al metal en territorio bajista.

See on www.eleconomista.es