La amenaza de Moody’s y la petición de rescate aconsejan reducir riego

La calma tensa que ha vivido el mercado insuflada por las medidas adoptadas por el Banco Central Europeo (BCE) y la Reserva Federal (Fed) cada vez se resquebraja más y ya en el horizonte se vuelven a vislumbrar negros nubarrones que podrían desencadenar una nueva tormenta especulativa.

 

El más amenazador, el veredicto que la agencia de rating Moody’s tiene que dar hoy previsiblemente sobre la nota de solvencia al Reino de España.

 

Implicaciones para fondos…
Si la calificadora se decanta finalmente por una nueva rebaja, la deuda soberana se convertiría en bono basura, un apelativo que en los mercados financieros se traduciría en un duro golpe para la capacidad de España para financiarse en los mercados, dado que su deuda pasaría a denominarse high yield (eufemismo que alude a sus altos intereses), y sería sólo apta para un inversor con un perfil mucho más agresivo y arriesgado, con mayor tendencia a hacer y deshacer posiciones especulativas con rapidez que afectarían gravemente a la estabilidad de los intereses derivados de la deuda contraída por el Estado.
See on www.eleconomista.es