Juego peligroso en Bankia

Las declaraciones del presidente español, Mariano Rajoy, pueden resumirse con una sola frase: no se ha decidido rescate alguno para Bankia. Esto ha enviado al euro cerca de los niveles más bajos a inicios de la sesión asiática.

El plan, del que se informó en la prensa española el domingo, es rescatar el banco mediante bonos del gobierno español. Esta deuda ser utilizaría como garantía para pedir un crédito al BCE. No se tomará ninguna decisión definitiva en dos o tres meses, pero este plan posibilitaría un rescate sin tener que inyectar capital directamente. Se supone que es un truco contable que permite al gobierno valorar su inversión al valor nominal de los bonos.

La pregunta es: ¿dónde obtendrá la deuda el gobierno? Emitir deuda fresca sería contrario al propósito, y es dudoso que tengan demasiada deuda a mano; puede que puedan echar mano de reservas de divisas. En cualquier caso, el mercado de bonos españoles no está en su mejor momento, con los bonos a 10 años subiendo hasta 15 puntos básicos y apenas sosteniéndose por debajo de los máximos de 2012.