Informe matutino de forex

por Greg Michalowski

El par GBPUSD ha recibido un impulso esta mañana gracias a un informe de ventas al por menor más positivo de lo previsto. El total de ventas al por menor se ha incrementado un 0,9% en enero, frente al esperado 0,3/. Esto es el resultado de una ganancia del 0,6% en diciembre. En el caso del petróleo, los beneficios han sido incluso mejores, pues las ventas han aumentado un 1,2% ante una expectativa de -0,3%. Estos beneficios han apreciado el par GPBUSD por encima del 61,8% del movimiento a la baja desde el máximo del 8 de febrero en el nivel de 1.5818. Hoy, el PM de 200 días en el nivel 1.5914 es el siguiente objetivo cae en el máximo del par. El 8 de febrero, el precio tanteó el nivel promedios móviles y cayó.

En la Eurozona, los dirigentes parecen ansiosos para llegar a una solución. Ayer, los griegos anunciaron que habían cumplido con los requisitos de la UE y el FMI y, hoy, el gobierno griego tiene que pasar al parlamento el plan en el que se detallan los recortes. Los líderes de la Eurozona han quedado para reunirse el lunes día 20. Hoy, todos ven con optimismo la video conferencia con Grecia. Ayer, el Banco Central Europeo anunció que trataría de canjear los bonos griegos por bonos nuevos para intentar evitar quedarse atrapado en una reestructuración de la deuda que pudiera debilitar las tenencias de títulos de los países miembros. Ahora mismo, preocupa que un acuerdo de esta índole pudiera influir negativamente sobre los poseedores de deuda privada, lo que podría llevar a la venta de deudas turbulentas de países como Portugal.

El EURUSD empieza el día en NY más alto que en el cierre de ayer, pero sigue estando en un rango de trading estrecho. El par apunta al promedio móvil de 200 horas (en 1.3183), que mantuvo la resistencia el miércoles. El USDJPY continuaba su marcha al alza tras el anuncio sorpresa del QE por el Banco de Japón esta misma semana. Ahora, el par de divisas se encuentra en el nivel más alto desde el 31 de octubre, fecha en la que el Banco de Japón intervino en secreto en el mercado de divisas. Aquel día, el máximo alcanzó los 79.52, y este es el próximo objetivo.