Hay apetito de riesgo, pero las divisas no participan

 

Nadie lo diría, mirando el mapa de los principales pares de divisas, que la bolsa americana está subiendo con fuerza, en parte por la esperanza de que se llegue a un acuerdo sobre el precipicio fiscal.

 

El EURUSD se mantiene en su rango de consolidación y ni siquiera trata de superar ni siquiera los últimos máximos, ya que la venta ante las sólidas barreras en 1,3200 mantiene a los alcistas a raya.

 

El USDJPY se mantiene firme, pero poca cosa después de un rally frenético después de la aplastante vitoria del partido conservador japonés este fin de semana.

 

La deuda americana continúa subiendo, lo que es bueno para el dólar; ahora, el bono a 10 años se paga al 1,75% de interés.