¿Hay alguien aparte de mí que no esté de vacaciones?

Han llegado los días menos activos del verano. Tras la combinación de los datos y de la maratón de bancos centrales de la semana pasada, esta semana estamos de resaca. Los capitales europeos están tan vacíos como las cuentas de Grecia e incluso puede que tengamos problemas en hallar alguna declaración de los típicos políticos europeos…