¡Ha vuelto!

 

Silvio Beslusconi, bronceado, descansado y relajado, ha vuelto y está preparado para su reentré en el escenario político.

 

¡Vuelve el regalo de Dios de los vigilantes del mercado europeo!

 

La peor pesadilla de Mario Monti se hace realidad.