GBPUSD: no me fío. No me gusta.

Bueno, pues la GBPUSD se ha marchó de excursión por su cuenta esta mañana y escaló a máximo de siete días. En el recorrido, indulté a los traders por la situación errática prevalente en la sesión londinense.

Pues no ha durado mucho. El precio ha vuelto a caer bajo los niveles de apertura y del máximo de la sesión de Londres. El precio ha caído por debajo del 38,2% de la subida en 1,56947, y ahora se halla por debajo del punto medio del rango del día en 1,5680. No me fío. Y no me gusta.

El siguiente objetivo se sitúa en 1,5657-64, que se corresponde con el 38,2% de la subida que partió del mínimo del vienes y soporte de la línea de tendencia.

En mi opinión, cuando un mercado empieza a comportarse como lo está haciendo ahora la GBPUSD, es mejor quedarse a un lado y observar la lucha sin acercarse demasiado, pues nos puede dar de lleno una piedra que alguien haya lanzado y pase por ahí volando. Dejemos que continúe la lucha, pero a mí no me metáis. A los que no puedan resistirse, que tengan paciencia. Que definan el riesgo. Que limiten el riesgo. Personalmente, me inclinaría por quedarme por debajo del nivel de 1,5700.