Francia y el euro: una auténtica bomba de relojería en el corazón de Europa


Grecia, Portugal, España e Italia son hoy los países más presionados para acometer reformas y recortes de presupuesto. Todos miran hacia ellos cuando se habla de una amenaza para el colapso del euro. Pero, en un futuro no tan lejano, y si nada cambia, otro país podría estar en el centro de todas las miradas: Francia. “Una bomba de relojería en el corazón de Europa”, señala The Economist.

El país ha estado siempre en el corazón del euro y de la Unión Europea. El expresidente François Mitterrand defendió la moneda única porque tenía la esperanza de reforzar la influencia francesa en la UE que de otro modo caería bajo el dominio de una Alemania unificada, señala el semanario.

Sin duda, Francia ha ganado con el euro: pide prestado a tipos históricamente bajos y ha evitado los problemas de los países periféricos. Sin embargo, incluso antes de mayo, cuando François Hollande se convirtió en presidente, el país empezó a ceder un mayor liderazgo en la crisis del euro a Alemania. Y ahora su economía se ve cada vez más vulnerable. Francia aún tiene muchos puntos fuertes, pero sus debilidades se han puesto al descubierto con la crisis del euro, señala The Economist.

See on www.eleconomista.es