Fondo soberano chino reduce su exposición a la zona euro

El director del gigantesco fondo soberano del gobierno de China advierte un riesgo creciente de una división de la zona euro. Como conscuencia, la Corporación de Inversión de China, CIC, está reduciendo su exposición a las acciones y la deuda europea, informó.

Los comentarios de Lou Jiwei, presidente de la CIC, están entre los más pesimistas pronunciados por una autoridad china sobre Europa y reflejan la creciente consternación con la que Beijing observa los esfuerzos de los líderes europeos para contener la crisis en el mayor mercado exportador de China y la ansiedad sobre la posibilidad de un contagio global.

“Existe un riesgo de que la zona euro se desmorone y ese riesgo está en aumento”, dijo Lou en su primera entrevista con un medio occidental en cinco años.

El repliegue de la CIC, cuyos movimientos son observados de cerca por el mercado, podría deprimir el ya reducido interés de los inversionistas por tener valores europeos en sus carteras, lo que contribuiría a tasas de financiación más altas para los países de la periferia de la zona euro.

Las declaraciones coincidieron con la decisión del Banco Popular de China de reducir en un cuarto de punto la tasa de interés de referencia para los ahorristas y prestatarios y de reformar la forma en que fija las tasas de interés. Se trata de una nueva señal de las preocupaciones de los líderes chinos en torno al impacto de la crisis europea sobre la economía del país. El primer recorte desde diciembre de 2008 dejó la tasa de préstamos en 6,31%.

CIC, que gestiona activos del orden de los US$410.000 millones, es el quinto fondo soberano del mundo. Fue establecido por el gobierno chino en 2007 con el fin de invertir en forma más eficiente las reservas de divisas del país, que en su mayor parte estaban en instrumentos seguros pero de escasa rentabilidad, como bonos del Tesoro de Estados Unidos.

Lou también hizo un llamado para que China levante los controles de capital, una medida que permitiría liberar los flujos de inversión transfronterizos y aflojaría las riendas sobre el yuan. Una vez que se contenga la crisis de la zona euro, aseveró, podría ser el momento de “abrir la cuenta de capital”, sumándose a los llamados para que las autoridades modernicen el sistema financiero en un intento por reequilibrar la economía china.

See on online.wsj.com