Faltan 96 horas para salvar a Estados Unidos de un ajuste sin precedentes


Durante las próximas 96 horas, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y los legisladores del Congreso intentarán hacer encaje de bolillos para evitar que el próximo 31 de diciembre entre en vigor un programa que provocaría una subida de impuestos para el conjunto de los ciudadanos del país. De hecho, una familia de clase media que ingrese entre 50.000 y 75.000 dólares anuales, pagaría alrededor de 2.400 dólares más en su declaración de la renta si los miembros del Capitolio no logran algún tipo de acuerdo.

Sin margen de maniobra, las partes implicadas regresan hoy a Washington antes de lo previsto, en busca de una solución momentánea que evite el salto sin paracaídas por el conocido como abismo fiscal, un ajuste de ingresos acompañado de un recorte automático de gasto, por valor total de más 600.000 millones de dólares.

Esta tormenta perfecta, donde también se incluye la necesidad de aumentar el techo de deuda estadounidense antes del próximo febrero, podría desembocar, según los expertos, en una recesión para la economía norteamericana, que volvería a disparar la tasa de paro por encima del 9 por ciento.

See on www.eleconomista.es