Esto sí que es una sorpresa…

 

 

El índice manufacturero ISM se ha situado en 49,5 frente a la previsión de 51,3, y es el más bajo en tres años y medio. Los nuevos pedidos se sitúan en 50,3 frente a la previsión del 54,2, y el empleo en 48,4 frente a la cifra esperada de 52,1 (por debajo de 50 desde septiembre de 2009). No parece que esté muy en sincronía con la mayor parte de los últimos datos económicos. El USDJPY se está tomando a mal la noticia.