España tendrá hasta 2016 para cumplir con la meta del 3% sin presión adicional

La Comisión Europea emitirá mañana su veredicto sobre los desequilibrios macroeconómicos de nuestro país, y en los pasillos comunitarios se da por supuesto que va a ser favorable. De esta manera, el Ejecutivo comunitario renunciaría a imponer una vigilancia reforzada a España y respaldaría las últimas reformas emprendidas por el Gobierno de Mariano Rajoy.

Esto iría unido a una relajación del objetivo de reducción de déficit público con dos años de prórroga, aunque todavía se desconoce cuáles podrían ser las cifras finales para cada ejercicio. El Gobierno, en su programa enviado a Bruselas, prevé una reducción del 6,3% para este año, 5,5% el que viene y 4,1% en 2015. De esta manera, nuestro país tendría hasta el año 2016 para volver al redil de un déficit por debajo del 3%.

Agenda incompleta

En abril, el equipo de económico de la Comisión Europea envió un aviso motivado a nuestro país para que emprendiera medidas de manera urgente. Según el informe publicado en abril, “la agenda de reformas continúa incompleta e incluso las reformas ya adoptadas no han desarrollado completamente sus efectos”. El texto pedía un análisis independiente sobre la reforma laboral para comprobar si está consiguiendo reducir la dualidad de nuestro mercado de trabajo, políticas activas de empleo, asegurar la sostenibilidad de la seguridad social, una autoridad fiscal independiente y un sistema impositivo más favorable al crecimiento.

See on www.eleconomista.es