España avanza hacia el modelo alemán: las rentas de las empresas superan a los salarios por primera vez en 30 años

La Contabilidad Nacional muestra que los excedentes de explotación empresariales (los beneficios antes de impuestos, costes financieros y amortizaciones) representaron en los últimos tres meses de 2012 el 46,1% del PIB (120.400 millones), frente al 44,2% (115.453 millones) que supusieron los salarios. En definitiva, las rentas empresariales superaron en 4.947 millones a los sueldos. Hay que añadir que el 9,6% restante del PIB corresponde a los impuestos a la producción.

Una situación inédita
Desde 1980, año a partir del cual aporta esta información el Instituto Nacional de Estadística, no se había producido este giro en la economía española. De esta forma, en las últimas tres décadas los salarios siempre habían superado a las rentas empresariales en el reparto del PIB, aunque con diferente intensidad.

Hay que retroceder hasta 1981 para encontrar el punto álgido de la aportación de los salarios al PIB (entonces llegó a representar el 53%). Pero, además de principios los 80, los salarios han representado más del 50% del PIB también en la primera parte de la década de los 90 (1991-1994), así como en 2009 ya en plena crisis actual.

Precisamente en el segundo trimestre de 2009 los salarios empezaron a perder peso, así se inició un proceso que ha acabado invirtiendo los papeles la economía española y ha dado el protagonismo a rentas de las empresas frente a los salarios.
See on www.expansion.com