Es (un poco) distinto esta vez

Grecia vuelve a estar en el ojo del huracán, y la única cosa que no son es familiar es que no ha habido efecto contagio a otros mercados.

Hay demanda de bonos alemanes, pero nos traders, para variar, no venden deuda periférica.

Los bonos italianos a 10 años han bajado (5,54%), mientras que los españoles siguen en 5,77%. Los bonos griegos solo han subido cinco puntos básicos (23,56%).

Los bonos del tesoro de EE UU experimentan un rally imparable. La rentabilidad de los bonos a 10 años es de 1,84%.