¿Es Irlanda la prueba de que la austeridad puede funcionar o es la excepción?

El banco central irlandés ha aumentado sus previsiones de crecimiento para 2012 del 0,5% al 0,7%.

Irlanda estaba sumida en una crisis bancaria e inmobiliaria, pero la economía ha seguido siendo competitiva y les ha ido mucho mejor que a sus vecinos del sur.

Los costes de crédito de Irlanda han caído por debajo de los de Italia.

En una primera lectura superficial bien se podría decir: “Si Irlanda lo ha logrado, el resto de Europa también puede”.

Pero no es tan sencillo. La República de Irlanda es un país pequeño con una población de solo 4,5 millones de personas y se adscribe al llamado modelo Delaware. Emplea un sistema de impuestos extremadamente bajo (con el valor añadido de una población de habla inglesa) para atraer a los cuarteles generales de las grandes compañías

Si otras jurisdicciones europeas trataran de emular el modelo y bajaran sus impuestos a niveles similares terminarían con la economía irlandesa, pero la creación de empleo no bastaría para cambiar la situación de los países más poblados.