Es atracción, no amor

Estos traders tan volubles  han flirteado con el EURUSD hasta que ha atravesado la MM de 100 sesiones en el gráfico de cinco minutos (ver línea azul en el gráfico superior), pero el romance ha sido breve, pues poco después han empezado a sentirse atraídos por los cortos y han dejado de lado las posiciones largas para empezar a flirtear con las cortas.

Los traders están jugando a dos bandas: primero salen con los cortos, luego con los largos. Pero no se enamoran ni de uno ni de otro, solo se sienten atraídos. Por el momento, los cortos han recuperado el favor.