Energía, mineras, consumo y salud, ganadoras de una Europa en recesión

FMI, Bruselas y bancos de inversión coinciden en que la economía europea volverá a crecer en 2014. Pero, ¿y si se retrasa la recuperación? Fitch repasa qué sectores pueden llevarse la mejor parte.

Este complejo año, del que ya hemos quemado cinco meses, es otro ejercicio perdido para la economía europea. Nadie, ni el FMI, ni los expertos, ni la propia Bruselas, espera que se produzca la recuperación en 2013. Una vez más, las esperanzas están depositadas en el año que viene; esto es, en 2014, y más, después de conocer los datos del PIB de la Eurozona que experimentó una nueva contracción del 0,2% y encadena así seis trimestres consecutivos en recesión. Por el momento, previsiones como la del FMI hablan de un crecimiento del 1,1% para el próximo ejercicio. Opinión que comparten muchos expertos, y también agencias de calificación como Fitch.

Sin embargo, si algo nos ha enseñado la experiencia de años de crisis es que a veces los planes no salen como uno espera. Y como hombre precavido vale por dos, una buena idea a la hora de invertir es escoger aquellos valores que pueden hacerlo bien incluso en el peor de los escenarios.

¿Y cuál es el peor de los escenarios en Europa? El de una década perdida al estilo de Japón, en el que se contemple “un crecimiento inexistente en la región hasta 2018, que sirva para testar qué puede suceder con las empresas si empeoran las condiciones de mercado”, señalan desde Fitch.

See on www.eleconomista.es