Emergencia financiera


Estamos ante un estado de emergencia financiera. La insolvencia de Bankia ha desencadenado una crisis sistémica. Los tres pilares que sustentan el sistema financiero se han visto afectados. Falta transparencia, la solvencia está cuestionada y la liquidez no resuelve el problema.

No hay transparencia ni claridad en las cuentas bancarias, con la consiguiente pérdida de confianza en las entidades. Resulta que quienes tienen por oficio llevar cuentas corrientes con un pacto de contabilidad, no saben hacer sus propias cuentas.

Desconocemos cual es la verdadera situación de los bancos españoles. Se maquillan los datos con la asesoría de los auditores y el beneplácito del Banco de España. La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) se limita a publicarlos como hecho relevante. No hay rendición de cuentas, ni de las entidades ni de los supervisores.

See on www.eleconomista.es