El viaje griego a China muestra cómo se mueven las placas tectónicas del poder.

grecia (2)

 

El primer ministro griego, Antonis Samaras, viajará a China a finales de este mes, según un artículo publicado en Ekathimerini.

Samaras viajará acompañado de representantes de la agencia de privatización del país. Esa es una clara señal de que será un viaje para la captación de recursos financieros.

La pregunta es: ¿Qué pedirá China a cambio? Desde la crisis, los países europeos han disminuido las quejas comerciales contra China a cambio de dinero – una señal de que China busca el poder, no la rentabilidad de las inversiones.

No olvidéis que aunque los EE.UU. hayan ganado la Segunda Guerra Mundial con su ejército, consolidó su poder mediante la financiación de la Europa en reconstrucción.