El sutil rebote del euro pierde tracción

 

El euro ha bajado ligeramente y ahora se sitúa en 1,3444 tras tocar la zona de 1,3520.

El rebote de dos días en el euro ha luchado para escalar posiciones tras el desplome del jueves pasado. Hay algunos signos positivos en general, pero es probable que continúe la presión bajista hasta las elecciones italianas del fin de semana que viene.

La región de precios de 1,3250 es el soporte de línea de tendencia del máximo del par desde mediados de noviembre y la MM de 55 días.

Dado que la rentabilidad de la deuda periférica es bastante más baja hoy y que las bolsas europeas han subido considerablemente, el euro debería ganar en solidez. Por eso, dice mucho esta incapacidad de la moneda única para escalar posiciones…