El saneamiento de la banca y las fugas de capital podrían hundir al PIB de España un 3,2% en 2013


En menos de seis meses el panorama del sector financiero mundial se ha debilitado. La viciosa espiral que alimenta la relación entre la financiación soberana y los balances bancarios, especialmente en Europa, vuelve a poner en jaque la frágil osamenta que hasta ahora sustenta la recuperación económica mundial. Y, como de costumbre, el epicentro de este inminente seísmo se encuentra en el sector bancario europeo, cuyo despalancamiento continúa en ascenso, según reconoce el Fondo Monetario Internacional en su Informe Global de Estabilidad Financiera (GFSR, por sus siglas en inglés), presentado hoy en Tokio.

La desaceleración económica que sufre el Viejo Continente, donde su periferia se hunde en una recesión que durará hasta 2014, podría obligar a la banca europea a reducir sus activos por un valor total de 2,8 billones de dólares, un hecho que vendría acompañado de una reducción del acceso al crédito en la periferia del 9%.

Así, desde el pasado abril el coste de este desapalancamiento ha incrementado en 0,2 billones de dólares, bajo el escenario base que coteja el Fondo. Sin embargo, la situación corre peligro de empeorar.

See on www.eleconomista.es