El rescate autonómico no podrá pagar teles, embajadas o nóminas


El dinero del Fondo de Liquidez Autonómico (FLA) no podrá aplicarse a capricho por las autonomías. No podrán destinar el oxígeno financiero que reciban del Estado a gastos superfluos ni a mantener la megalomanía de los miniestados que viene caracterizando nuestro sistema autonómico.

Hacienda ya ha hecho llegar a los Gobiernos regionales la letra pequeña del FLA. El dinero que reciban las autonomías que lo soliciten -siempre antes del 31 de diciembre- se destinará únicamente a tres finalidades: afrontar vencimientos de deuda pública, saldar débitos comerciales en sanidad, conciertos educativos y con universidades, y facilitar que las comunidades autónomas abonen trasnferencias o subvenciones que tuvieran pendientes a las entidades locales y las universidades. El dinero del Fondo sólo podrá aplicarse al tercer destino una vez estén cubiertos los dos anteriores, no antes.

Así pues, adiós a los gastos superfluos y dudosamente justificables en épocas de austeridad y recortes.

See on www.eleconomista.es