El recorte automático de gasto en EEUU pone en jaque a la economía mundial

La suerte está echada. Salvo que un milagro político interceda hoy entre el presidente Obama y el republicano John Boehner, cabecilla de la Cámara de Representantes, EEUU probará sin aditivos una ración doble de austeridad a través del recorte de gasto automático que se activará durante la jornada. En un momento en que el país despidió 2012 con un insulso crecimiento del 0,1%, según indicó ayer la segunda revisión del Departamento de Comercio, el Fondo Monetario Internacional advirtió que el conocido como secuestro podría pasar factura a la economía mundial.

 

“Habrá un impacto en el crecimiento mundial. Los países más afectados serán aquellos que tienen lazos comerciales más profundos con EEUU”, indicó ayer William Murray, portavoz del FMI, quien advirtió que el crecimiento del país podría reducirse 0,5 puntos porcentuales este año.

Al fin y al cabo, fue precisamente en la institución con sede en Washington donde se gestó aquello de “si EEUU estornuda, el resto del mundo se constipa”.
See on www.eleconomista.es