El primer rescate de la Eurozona que recae sobre los ahorradores

El rescate de Chipre no es como los anteriores. Una prueba de que ya ningún estado del euro, por pequeña que sea su economía, está excluido de la temida condición de sistémico, como recordaba recientemente el presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi. Pero, ¿qué hace que una isla geopolíticamente estratégica, pero económicamente irrelevante dentro de la Unión Europea, merezca unas circunstancias tan diferenciadas en su rescate y un salvamento tan innovador? El Eurogrupo acepta que Chipre no grave los depósitos de menos de 100.000 euros.

Pues bien, se llega a su particular salvamento por una singular mezcla de la hipertrofia de su banca, de la procedencia mayoritaria de sus inversores foráneos -rusos-, y del actual panorama político en los principales gestores de la crisis del euro, especialmente por el calendario electoral alemán.

See on www.eleconomista.es