El porqué del castigo de hoy al dólar

AB

El mes pasado, el mercado especulativo se colocó en largos de dólar y ahora muchos intentan salir precipitadamente.

Todo empezó en Europa, cuando Draghi se mostró menos bajista de lo que todo el mundo esperaba. Mirad cómo se el mercado se quedó a un lado las dos últimas semanas. Las apuestas por un euro más débil empezaban a amontonarse, pero la moneda única ha aguantado. Todas las nuevas posiciones cortas desde finales de febrero están ya bajo el agua. Lo mismo sucede en el JPY y en otros.

El informe de empleo de mañana es lo que realmente preocupa al mercado y el catalizador de una posible ruptura. El componente de empleo del informe de ISM no manufacturero, que, para mí, es lo que mejor predice el informe de empleo no agrícola, se sitúa en 50,1 (apenas en modo crecimiento y el más bajo desde julio). Esto apunta a la posibilidad de creación de empleo en niveles casi nulos. Si esto sucede, podemos esperar que, la semana que viene, la Fed empiece a hablar otra vez de aumentar el QE.

En EE UU, el crecimiento de este año ha sido una tremenda decepción. Muchos economistas creían que el año se saldaría con una cifra positiva del +3%, pero cada día se hace más posible que la cifra final sea de menos de un 2%. Si no se arregla el tema del secuestro de una vez, seguramente la cosa se acerque más a un 1,5%. Esperemos que unos cuantos malos datos den a Washington el empujón que necesitan, porque es preciso hacer algo, ya que la idea de que EE UU se está “autolesionando” empieza a ganar terreno.

Lo bueno para nos traders es que esto es una acción de pánico, y que habrá tiempo para que se disipe; pero aún no.