El particular ya puede comprar de forma directa deuda pública española

Ser un inversor particular y poder comprar y vender deuda pública española de manera similar a cómo se opera en renta variable ya es posible. Comienza toda una revolución en la que a través de unos clics, el minorista podrá dar órdenes a través del bróker, como ahora ocurre con las acciones de compañías.

A partir de ahora, 50 emisiones vivas de letras, bonos y obligaciones del Estado -además de 100 segregadas (strips)- se intercambian en la plataforma electrónica de negociación de renta fija de BME (Send). Se acaba así con la ausencia de un mercado secundario líquido para el particular y con la falta de transparencia en los precios.

A partir de ahora, el pequeño inversor podrá dirigirse a su entidad para dar una orden de compra o venta en la que elegirá el título sobre el que quiere operar, el precio límite y el volumen de la operación. Si después de ejecutar esa orden no hubiera contrapartida en la plataforma, el inversor también fijará una fecha de vigencia máxima.

See on www.eleconomista.es