El oro sube por quinto día consecutivo, pero testa el objetivo de retroceso del 38,2%

El oro se ha estado beneficiando estos días de la sencilla idea de que “no puede ser malo estar largo en oro”. El precio ha subido por quinto día consecutivo, pero debe superar un test clave. El 38,2% del rango de 2012 entra en el nivel de 1627,50. Por encima se halla la resistencia de línea de tendencia en 1631,50. La combinación de ambos es un test clave para el entusiasmo de los alcistas y parece que los vendedores han utilizado el nivel para cubrir algunas posiciones.

El cierre de ayer entra en el nivel de 1618, nivel que puede ser soporte. Una ruptura a la baja, y puede que los largos examinen la situación más de cerca.