El oro no se echa atrás.

 

Los traders a menudo ignoran los mercados demasiado estáticos, pero a veces la estabilidad es un indicador.

 
Después de tres días de fuertes ganancias y marcando el máximo de cuatro meses, el oro es prácticamente plano hoy en $1.670.

 
Para mí, eso es una señal alcista. Si el mercado fuera débil, estaríamos viendo una toma de ganancias entre los alcistas que han observado pacientemente como el “oro no hacia nada” desde mayo.

 

 

 

 

Es demasiado pronto para decir que este movimiento es definitivo, pero si el oro puede como mínimo mantenerse por encima de 1660 dólares el lunes, eso sería una señal positiva contundente.