El interés exigido al bono español se desinfla a mínimos desde 2010

Nunca desde hace dos años y medio la deuda pública española disfrutaba de una tregua como la actual. Desde finales de 2010 el interés exigido al bono español a diez años se se situaba en el 4,5%. Muy lejos quedan los récords negativos del pasado mes de julio, cuando la rentabilidad llegó a superar el 7,5%.

La mejora es extensible a a la deuda a menor plazo. El interés de los bonos a diez años baja del umbral del 2%, y el de los cinco años se enfría al 3,2%. A más largo plazo, a 20 años, el porcentaje exigido se queda a un paso de bajar del nivel del 5%.

La mayor demanda de deuda española se traduce igualmente en una clara mejora en la prima de riesgo. La brecha baja de los 330 puntos básicos, frente a los 337 puntos con los que finalizó el pasado viernes.

Las noticias procedentes de Italia ayudan a reforzar el apetito por la deuda periférica. La elección por amplia mayoría de Giorgio Napolitano como presidente de la República abre la puerta a un posible pacto de Gobierno en la mayor economía periférica.

La rentabilidad del bono italiano a diez años se queda a un paso de bajar del nivel del 4%. La prima de riesgo baja de los 290 puntos básicos, y consolida los 40 puntos de ventaja respecto a la deuda española.
See on www.expansion.com