El humor negro de un empleado de Standard & Poor’s desata la polémica en Wall Street

Un empleado de la agencia de calificación parodió una canción de Talking Heads en 2007 con la letra las hipotecas subprime se queman.

¡Tengan cuidado! El mercado inmobiliario se debilitó. Se enfría. El fuerte mercado es ahora más débil. Las hipotecas subprime se queman. La casa se derrumba”. Si estas frases correspondieran a una canción guasona escrita en 2012 sobre la crisis financiera podría, y solo podría, tener cierta gracia.

Pero lejos de eso, es la nueva letra de Burning Down the House, de los Talking Heads, que inventó un empleado de la agencia de calificación Standard & Poor’s en marzo de 2007. Esto es, cuando el ciudadano de a pie seguía comprando casas alegremente pensando que los rating de todas estas empresas –y las opiniones de miles de analistas y agencias gubernamentales– reflejaban la realidad.

Una realidad que, como muestra la canción, era bien distinta de lo que pensaban. Lo que de verdad estaba sucediendo es lo que se rumiaba en las cocinas de S&P, donde ese empleado incluso hizo un vídeo cantando y bailando su melodía ante una la risa de una nutrida audiencia de trabajadores de la agencia.

See on www.expansion.com