El Gobierno negocia con Bruselas que sea el BEI el que inyecte el dinero necesario al Frob

El próximo Consejo de Ministros abordará la segunda reforma financiera de la era Rajoy, con la aprobación de vehículos individuales para separar del balance los activos más tóxicos de las entidades y unas exigencias extra de provisiones para los activos inmobiliarios.

Según fuentes financieras, estos nuevos requerimientos, que elevarían el porcentaje que se exige en el Real Decreto 2/2012, supondrá un esfuerzo extra para las entidades de unos 37.000 millones de euros, lo que sumado a los 53.000 millones para cumplir con la reciente reforma, supone elevar las necesidades en 90.000 millones de euros.

Los expertos y algunos bancos de inversión consultados ponen en duda la efectividad de la medida si no se aborda el problema de las refinanciaciones, por las que algunas entidades no sólo pueden hacer pasar por créditos en situación de normalidad lo que deberían estar clasificados como normales, sino que contamina toda la cuenta de resultados, elevando de forma artificial margen de intereses, eficiencia y beneficios, además de rebajar las necesidades de provisiones reales.

See on www.eleconomista.es