El G-20 o cómo desactivar la polémica sobre la presunta “guerra de divisas”

La devaluación competitiva de las monedas, bautizada como guerra de divisas por Guido Mantega, ministro de finanzas brasileño, copará buena parte de la agenda ministerial del Grupo de los 20 en Moscú.

 

Una vez más, los países emergentes como Brasil, India, Turquía o Rusia, que este año se convierte en el anfitrión, amenazan con volver a acusar a las economías desarrolladas, véanse principalmente, EEUU y Japón, de debilitar deliberadamente sus divisas. En estos menesteres dejamos de lado a la Unión Europea, que debido a la moneda única y el rígido control de Mario Draghi, se ha convertido en el único jugador justo en este peliagudo asunto.

El FMI optó ayer por quitar hierro al problema al tachar de “exagerados” los temores infundados ante una posible reyerta monetaria, especialmente tras el malinterpretado comunicado emitido por el G7 a comienzos de semana. “Nuestra evaluación multilateral no revela separaciones muy importantes en la apreciación de las monedas de referencia”, indicó el portavoz del FMI, Gerry Rice, quien agregó que las “discusiones sobre una guerra de monedas parecen exageradas”.
See on www.eleconomista.es