El EURUSD descansa en medio de un estrecho rango, sin dejarse impresionar por la bajada de la deuda española e italiana

Los ministros de finanzas del euro acordaron las condiciones de los bancos españoles en peligro y aportarán 30.000 millones de euros a finales de mes, pero las conversaciones no se ultimarán hasta el 20 de julio. También se espera que relajen el objetivo de déficit, que se alargaría hasta 2014 para alcanzar un déficit del 3%. La deuda española ha caído 24 puntos básicos y a italiana (bonos a 10 años), 17. También se ha reducido la prima de riesgo.

Esta acción ha ayudado un poco al EURUSD, aunque la reacción aun es un poco tímida. El rango máximo-mínimo de 54 pips sigue siendo muy escaso por segundo día consecutivo. Ayer, el par solo pudo llegar a los 69 pips en toda la jornada. Cuanto más se prolongue una situación no tendencial en el mercado, más oportunidades hay de que se produzca una tendencia. Así que espero ver una extensión del rango  (mínimo, 1,2281; máximo, 1,2335). El cierre de ayer se situó en 1,23109. La sesión de Nueva York se abre con el precio cerca de este nivel.

En el mínimo del par, la semana se cerró el viernes pasado en 1,2281. Este nivel y el mínimo del 1 de junio en 1,2286 proporcionan el soporte del mínimo del par. Ayer en la sesión de Nueva York, el precio se desplomó a 1,2277 pero repuntó rápidamente. Una acción por debajo debería atraer más impulso bajista, con el mínimo de la semana (y del año) en 1,22515 como próximo objetivo.

En el máximo del par, tenemos hoy una resistencia de línea de tendencia en 1,2340. El 38,2% de la bajada desde los niveles máximos del jueves (en 1,25434) se sitúa en 1,23630. Esto también se corresponde con la zona de mínimos del jueves/viernes. Si el precio escala sobre este nivel, la MM de 100 horas y la parte inferior de la línea de tendencia rota en 1,2382 será el próximo objetivo. El precio ha estado debajo de la MM de 100 horas desde el 4 de julio (el miércoles pasado).

Ahora, el precio se halla en 1,2307- Los traders que aún tengan posiciones cortas de la semana pasada no tendrán demasiada presión esta semana. Los largos, por su parte, no tienen mucho por lo que sentirse satisfechos y en ellos sigue recayendo la carga de tomar el control. Hasta que puedan salir vencedores de algunas de las pequeñas batallas (como subir sobre 1,2340 y 1,2363), los cortos seguirán bien asentados en el asiento del conductor.