El EURUSD continúa su caída controlada

 

En un primer momento, el EURUSD empezó a subir durante la sesión asiática y registró un máximo en la zona de resistencia de 1,3079-83 (382% de la bajada del viernes, mínimo del 17 de julio – máximo alcanzado, 1,3084). El declive que siguió a ese máximo ha llevado al precio a la línea de tendencia de soporte en el nivel de 1,2997. En el gráfico diario, vemos que la zona también es donde se hallan los mínimos de marzo y abril (1,2994 y 1,3010 – ver gráfico inferior), y donde el precio se estancó en la subida de la semana pasada (1,3002). En este momento, entran profit takers contra este nivel.

 

Durante estos primeros minutos de la sesión de Nueva York, el precio ha experimentado una modesta corrección. Los traders vigilan la zona de 1,3028-31 como zona de resistencia intradiaria. Este fue el mínimo de la jornada de ayer y también el retroceso del 38,2% de la bajada de hoy (ver gráfico de cinco minutos, abajo). Si el precio puede seguir por debajo de ese nivel (probablemente algunos vendedores colocarán stops), los vendedores seguirán al mando del mercado durante esta jornada. En cambio, si el precio experimenta una subida, la zona de 1,3041-46 quedará convertida en una línea divisoria entre bajistas y alcistas (50% y cierre de ayer).

 

En el mínimo del par, un descenso bajo 1,2994 debería experimentar más presión de venta, siendo la MM de 200 días (línea verde en el caso de horas, arriba) el siguiente objetivo clave. Ese nivel se sitúa ahora en 1,2934 (y subiendo). El máximo del 12 de septiembre también se halla en el nivel, lo que incrementa la importancia del mismo.