El EURUSD aguanta sobre los máximos de ayer

 

El EURUSD lleva una mañana movidita en la sesión europea. Se ha escampado el rumor de que Weidmann, del Bundesbank, iba a dimitir de su cargo, con lo que las bolsas han caído y se han traspasado algunos niveles técnicos, con lo que el par se ha desplomado. Pero se ha recuperado con la misma rapidez. El índice ZEW de sentimiento del consumidor de Alemania y de la UE han pasado de 7,6 a 31,2 y de 6,9 a 31,5 (previsión, 12,0), respectivamente. No hace falta decir que esto también ha ayudado a la rápida recuperación del EURUSD.

 

Si echamos un vistazo a los gráficos, veremos que se remarca la importancia de la acción derivada de escuchar a los mercados y los técnicos que se han aplicado. En un primer momento, el par subió tras la decisión del Banco de Japón (o, mejor dicho, de la falta de acción). De repente entraron los vendedores y el precio cayó bajo el retroceso del 50% del día y de la MM de 100 sesiones en el gráfico de cinco minutos en la zona de 1,3332-25. Esto abrió las puertas de la zona de mínimos y, poco después, el par volvía a estar por debajo del mínimo máximo del 1 de mayo de 2012 en 1,3282 y amenazando con una venta masiva. Pero el par rebotó y volvió a situarse sobre los mínimos de ayer y, con el excelente informe del ZEW, el precio volvió a testar los máximos. Hay volatilidad, un rango más amplio, pero no es lo que más me gusta…

 

El máximo de ayer se sitúa en 1,3332 y el precio se ha mantenido por encima de ese nivel desde que se ha hecho público el informe. Los traders buscarán pistas en este nivel, junto con el 38,2% en 1,3328 y la MM de 200 sesiones en el gráfico de cinco minutos (arriba). Si el precio se mantiene por encima, los alcistas seguirán al mando. Si baja, la fiesta podría aguársele un poco a los compradores.

 

Dentro de esta volatilidad, aconsejamos seguir la marea del mercado. El sesgo puede cambiar de sentido en poco tiempo. También hay que tratar de verlas cosas de manera simple y visual. Si el mercado proporciona pistas de soporte o de resistencia, tomemos nota. Es la voluntad de los compradores y de los vendedores (es decir, del “mercado”) lo que decidirá si el precio subirá o bajará. Nosotros, como retail traders, solo podemos escuchar al mercado. Claro que si hay demasiado miedo, es mejor salir un momento hasta que cada uno recupere su propio sintonía con el mercado.