El escándalo del banco Monte dei Paschi salpica a Monti y a Draghi antes de las elecciones

Mario Monti, el tecnócrata al frente del Gobierno, no es el favorito en las encuestas para las elecciones presidenciales de febrero, pero podría quedar aún más relegado por el escándalo del Monte dei Paschi y las críticas que arrecian contra el papel desempeñado por su Ejecutivo, por las que acudirá al Parlamento. Pero en el ojo del huracán se encuentra también Mario Draghi, que comandaba el banco central italiano cuando sucedieron los hechos.

La campaña electoral italiana, de cara a las elecciones anticipadas de los próximos días 24 y 25 de febrero, se ha visto empañada con la noticia de los cientos de millones en pérdidas que Monte dei Paschi ocultó a los reguladores. ¿El motivo? El banco recibirá en breve ayudas públicas por valor de 3.900 millones de euros para cumplir con la exigencia de capital europea aprobada por el Gobierno de Mario Monti.

Las críticas se sucedieron ayer al tiempo que la tercera entidad de Italia se desplomaba en la Bolsa de Milán, y el primer ministro se ha visto forzado a anunciar que comparecerá ante el Parlamento para rendir cuentas ante los partidos de la oposición y defenderse de las acusaciones sobre su mala gestión.

See on www.eleconomista.es