El cable, a la baja

 

El cable lleva unos 90 minutos bajo una constante presión de venta. Tras alcanzar el nivel de 1,6035 el viernes, se han registrado una serie de mínimos más bajos en el gráfico de corto plazo, que culminan con la última acción a 1,2965, que es el retroceso del 61,8% posterior al rally del informe de empleo en EE UU.

 

Se observa demanda en 1,5950, y más en el mínimo del viernes.

 

En un panorama más general, el cable disfruta de un importante impulso alcista.