El BCE se reúne en Barcelona con España y el crecimiento en el disparadero

No se puede negar que el destino es caprichoso. En la agenda del Banco Central Europeo (BCE) lleva meses previsto que la reunión de política monetaria de mayo de 2012 se iba a celebrar en suelo español. Para más señas, en Barcelona. Los temas en la agenda de Draghi.

Pues bien, los hados han tejido los hilos de tal modo que la cita se produce con todo el mundo económico y financiero fijando sus ojos en España, auténtico epicentro en la actualidad del terremoto que sigue padeciendo la eurozona.

Este convulso escenario lo mediatiza todo en la blindada Barcelona. Todas las decisiones. Todas las palabras y mensajes. Todo será escrutado, destripado, desde esta óptica. Desde la perspectiva de que tras los europaíses ya rescatados -Grecia, Irlanda y Portugal-, la posición española, con su banca y sus finanzas públicas en los papeles protagonistas, cada vez es más frágil. “Es posible que la rueda de prensa posterior a la reunión se centre en España. Por un lado, porque el mercado está enfocando su punto de mira en sus perspectivas económicas, pero también porque la reunión se celebrará en Barcelona”, anticipan los expertos de Royal Bank of Scotland (RBS).

See on www.eleconomista.es