El BCE quedaría al margen del plan de supervisión bancaria que busca Alemania


El plan de supervisión bancaria que diseña la Unión Europea, y que pasa por la conversión del Banco Central Europeo (BCE) en el supervisor único de la zona euro sigue sin convencer a Alemania. No solo se muestra en contra de que esta institución controle a todos los bancos del euro, y no solo a las entidades sitémicas. Insiste, además, en que esta función de supervisión deberá separarse de la política monetaria.

Por eso se muestra a favor de crear un organismo independiente del BCE, en el que el voto de los principales países de la Eurozona pese más a la hora de tomar decisiones sobre cuestiones de supervisión. Así lo asegura una fuente del ministerio de Finanzas alemán familiarizada con el asunto.

“Somos de la opinión que los derechos de voto en este eventual organismo que tomaría las decisiones finales en materia de supervisión bancaria debería reflejar el tamaño de los mercados afectados”, señala la citada fuente a Dow Jones Newswires. “Estamos convencidos de que la importancia y la independencia del BCE en temas de política monetaria y supervisión bancaria deben ir por separado”.

See on www.eleconomista.es