El Banco de Japón pone las cartas sobre la mesa

 

Según un informe De Reuters, el Banco de Japón está poniendo sobre la mesa todas las opciones posibles de acción, como presión a las medidas para detener la deflación y la fortaleza del yen.

 

“Los altos cargos del banco llevan desde finales del año pasado diseñando una serie de estrategias para aplicar medidas más valientes”, afirman fuentes cercanas a estas discusiones.

 

Dicen que el Banco de Japón cree que hay que tomar decisiones dramáticas, como compras de bonos masivas o de deuda extranjera.

 

“Dentro de ese círculo, algunos creen que el sistema podría colapsarse con el aumento masivo de compra de bonos del gobiernos, del orden de 100 billones de yenes de una sola vez, en lugar de la muy criticada visión de aumentar esas compras poco a poco”, dicen esas mismas fuentes.

 

Los últimos datos de Japón son mucho más sólidos de lo esperado, lo que hace disminuir la urgencia de la acción, pero el tono general de la historia es de desesperación.

 

Los resultados implican que 2013 podría ser el año de debilidad del yen, pero una acción radical del Banco de Japón también podría ser la mecha que encendiera la próxima crisis.