El banco malo pagará más a los grupos sanos por sus pisos si entran en el capital

El Gobierno tiene claro que no puede errar en la constitución del banco malo. Para ello es fundamental que más de la mitad del capital de esta sociedad inmobiliaria, que absorberá los activos tóxicos de las entidades ayudadas, esté en manos privadas. Es decir, que tienen que entrar en su capital inversores.

En estas circunstancias, el Ministerio de Economía va a incentivar lo máximo posible que tanto entidades financieras sanas, aseguradoras y fondos tomen una participación, aunque sea pequeña. Una de las ventajas será mejores precios que los exigidos para las rescatadas por sus inmuebles en el caso de que su desembarco se realice mediante una aportación en especie, según fuentes oficiales.

El Ministerio de Economía y el Banco de España consideran que lo deseable es que los inversores privados paguen en efectivo, pero dadas las circunstancias dará facilidades para que puedan entregar viviendas, suelos y créditos dañados al promotor a cambio de acciones. La valoración de éstos no se fijará como en el caso de las nacionalizadas, al no tener que ajustarse al régimen de ayudas públicas.

See on www.eleconomista.es