El apetito de riesgo desciende tras los datos

El EURUSD vuelve a estar por debajo de 1,2100 y las bolsas de EE UU están parcialmente en rojo tras los datos negativos del Richmond Fed.

Parece que el mercado, al menos hoy, se ha dado cuenta de que la relajación cuantitativa no es ninguna panacea y que poco sirve para aumentar el apetito de riesgo entre los participantes en el mercado. Cierto, proporciona un subidón de azúcar a corto plazo a quienes quieren ganar dinero rápido, pero más allá de esto no sirve para mucho.

A corto plazo, parece que estamos estancados en el rango 1,2065-1,2145, con vendedores de bancos centrales en rallies y protección de barreras en 1,2050 en caso de caídas.