Editorial: ¿Tiene España liquidez para esperar?

El Gobierno quiere saber en qué nivel se situará la prima de riesgo española si pide el rescate. Es la condición de la que habla Rajoy. El presidente dirige esta pregunta al BCE; probablemente Draghi no esté dispuesto a contestar, porque es una información reservada que no se publicita.

 

Averiguarlo hubiera sido más fácil si meses atrás el Ejecutivo hubiese jugado mejor sus cartas y no hubiéramos perdido la representación en el BCE tras la salida de González Páramo, último dirigente español en la entidad. Desde luego que es importante el dato, porque cuanto más bajo sea el objetivo que se marque el BCE en relación con la prima, más ventajoso será para España acceder al rescate.

 

El dilema al que se enfrenta Rajoy se agudiza con el paso del tiempo y los acontecimientos que allanan el camino a la ayuda. Primero, con el anuncio de compra de deuda soberana por el BCE; después, con el pronunciamiento ayer del Tribunal Constitucional alemán que permite a la canciller Merkel apoyar a países de la eurozona con el fondo denominado Mede para la estabilidad del euro. Por último, mañana el Eurogrupo hablará en su reunión de las condiciones del rescate.

See on www.eleconomista.es