Desayunos con el mercado Forex

bob-slade-forex-trading-7-150x200-150x150

 

 

 

 

 

Después de más o una década de deflación persistente, no ha costado mucho a las autoridades japonesas aprender el arte de la presión. Y no solo hablo de depreciar la divisa, sino también del modo de ejecutar dichas acciones.

Justo la semana pasada, Kuroda expresaba su inquietud por la volatilidad especulativa en el yen y en las bolsas y deuda japonesas, aunque las actas de la última reunión del Banco de Japón muestran exactamente lo contrario –es decir, que no hay inquietud por ningún lado. Esto, junto con la oportuna declaración del ministro de finanzas del gobierno de Abe sobre lo que puede hacer el banco de Japón para depreciar el yen, ha conseguido exactamente esto: depreciar el yen.

Y así, en una semana más corta de lo normal como esta, el gobierno japonés ha aprovechado la oportunidad para golpear primero y el yen ha bajado en todos  los frentes. El USDJPY ha alcanzado un máximo de 102,25 antes de retroceder un poco a las puertas de la apertura de Nueva York.

El euro estará en el foco de atención esta semana, con noticias sobre la salud de los bancos portugueses, presupuestos españoles, y un informe sobre la fortaleza de la economía francesa que podría avivar antiguos temores sobre el mal hacer de la economía europea, lo que pondría presión sobre el euro.

La libra esterlina se mantiene, y ahora mismo se coloca por encima de 1,50, con una resistencia a corto plazo en 1,5125.

Mañana, las miradas se desviarán al banco de Canadá, ya que anuncian su decisión sobre tipos de interés. Hoy podríamos ver un poco de acción con el CAD.

A pesar de los acontecimientos de la semana pasada y de la volatilidad derivada de los mismos, el USD continúa a la cabeza de la acción del mercado, y los traders interpretarán cualquier señal de que la economía se está recuperando como una señal de que el QE empezará a reducirse antes de lo esperado.

Las cifras de confianza del consumidor y de precios de vivienda se harán públicos dentro de unas horas. No creo que ninguno de estos datos aporte nada, pero esta semana hay más datos económicos, de modo que podrían mover algo el mercado. Es probable que el precio de la vivienda haya subido, pero más porque los inventarios están en mínimos históricos que porque la economía esté más sólida. Lo que debería preocupar más es el modo en que los precios de la vivienda (y las materias primas) pueden subir de este modo cuando el IPC está estable o bajando…

El dólar ha estado subiendo frente a varias divisas de países emergentes, de modo que si continúa así, podría darse la paradoja de que otros mercados empiecen a comportarse de un modo que no se espera de una “economía emergente”.

Creo que todos estos son factores que pueden afectar al mercado hoy, pero no es probable que influyan en el panorama general – al menos aún no.

Mientras tanto, a disfrutar del estado “de plazo corto” del mercado asta que empiecen a surgir las tendencias más claras.