Desayunos con el mercado forex

bob-slade-forex-trading-7-150x200-150x150

 

 

 

 

 

La culminación de tantas emociones la semana pasada no decepcionó, y el informe de empleo de agrícola de EE UU resultó ser un poco mejor de lo esperado, lo que redundó en una apreciación del dólar. Sin embargo, ninguna divisa fue más volátil que el JPY, que realizó algunas acciones espectaculares en un periodo de 24 horas después de hacerse público el informe; como muestra, el USDJPY, que pasó de 99 a marcar mínimos de 95 antes de recuperarse a 97,5.

Vemos cierto optimismo generalizado de Japón, pues la política económica de Abe acaba de recibir su primera buena nota y la cifra del PIB del país ha pasado de una previsión del 3,5% a una lectura del 4,1% positivo; la balanza de cuenta corriente, por su parte, se sitúa en más del doble respecto a las perspectivas, en 750.000 millones de yenes. También el índice de confianza del consumidor ha sido mejor de lo esperado, ya que la lectura del 45,7 es la más elevada desde 2007.

Esto allana el camino de la “tercera flecha” del plan de Abe: las políticas pro-crecimiento, pensadas para mejorar el clima empresarial. Estas políticas se anunciarán hacia finales del verano, pero es probable que incluyan algún tipo de reforma fiscal y de las regulaciones. Mañana se hará pública la decisión sobre tipos de interés del banco central, lo cual, junto a las posteriores declaraciones de Kuroda, podrían producir cierta volatilidad pero, por ahora, creo que están satisfechos con lo que han conseguido, y el Nikkei ha respondido con una acción masiva hacia arriba y ha ganado un 4,73% en la sesión. El USDJPY vuelve a situarse en 98,5 y se acerca a 99.

Las cosas no son tan optimistas en China, ya que durante el fin de semana se han hecho públicos algunos datos económicos que nos indican que las exportaciones han crecido solo un 1%, lo que significa un mínimo de 10 meses. Esto ha perjudicado al dólar australiano, que pasó a 0,94 frente al USD y, ahora, la mayoría de analistas piensa que el banco de Reserva de Australia se plantea una reducción de tipos de 25 puntos básicos en su reunión del mes del julio.

Hoy no hay noticias destacables y, de hecho, tampoco veremos nada importante durante esta semana, lo que puede proporcionar a los mercados el respiro que necesitan después las emociones del viernes pasado. Quienes sí que hablarán son algunos miembros de la Fed. Bullard, en concreto, realizará un discurso en Canadá; algunos dicen que es un bajista, pero yo más diría que es del tipo “camaleón”.

Lo que quiero decir es que es más un “jugador de equipo”, por decirlo finamente, o, para ser más contundente, un “lacayo”. Sus comentarios serán importantes porque podrían proporcionar una o dos pistas sobre cuál va a ser la próxima acción de la Fed. Ya conocemos la reducción de QE, pero se especula mucho sobre el cuándo y el cómo.

Y a Bernanke, ¿ya le parece bien apreciar el USD? Considerando que no ha perjudicado el crecimiento en las bolsas (antes de la semana pasada, vimos unas jornadas muy completas), ¿podría permitir que el dólar se aprecie aún más¿ ¿O tratará Bullard de que baje con sus declaraciones antes a la vista de la decisión del Banco de Japón de mañana?

Yo creo que tratará de diluir un poco la guerra de divisas, al menos por ahora, ya que Kuroda será quien tenga la última palabra; así que, si Bullard juega limpio, Kuroda seguramente también lo hará. Si Bullard provoca ventas de dólares y compras de JPY, Kuroda podría tratar de contrarrestar las declaraciones del de la Fed.

Después de lo que sucedió la semana pasada, se dice que Japón podría no tener el control total de sus acciones en materia de política económica, y a algunos les preocupa que esto pudiera tener consecuencias inesperadas. El mercado JGB ha visto una volatilidad sin precedentes (lo mismo que el Nikkei), de modo que hay quien ve con preocupación que podrían tratar de imponer el control de capitales sobre el mercado JGB. Estas acciones recordarían a las antiguas políticas financieras de Japón, pero la política de Abe trata de distanciarse de este pasado.

Así que, en lo relativo a la acción mercado para hoy, no veo ninguna razón por la que las tendencias a corto plazo no puedan continuar. Eso sí: atención a los comentarios de Bullard, ya que podrían acelerar el ritmo o darle la vuelta a la tendencia… ¡O no tener ningún efecto en absoluto!

¡Buen día de mercado a todos!