Desayunos con el mercado Forex

bob-slade-forex-trading-7-150x200-150x150

 

 

 

 

 

La volatilidad que vemos hoy en el mercado sigue poniendo a prueba hasta el inversor más avezado. El viernes pasado, mencioné que hay algunas “dislocaciones” en el mercado y me sorprendí un tanto del modo en que las cosas se estaban operando. Poco después, asistimos a una venta de última hora en las bolsas americanas, que estaba más en línea con lo que uno pueda esperar. Aquello se trasladó al Nikkei en la apertura de la sesión asiática de anoche, y el índice cayó 500 puntos o un 3,72%, lo que ayudo a apreciar un poco el yen y el USDJPY justo por encima del nivel psicológico de 100, que lleva tres semanas aguantando.

Uno podría penar que el tipo de acción que hemos visto en Japón vendría acompañada de un aumento de los flujos de capital buscando paraísos seguros pero no fue así. El oro y el petróleo han subido ligeramente en estos primeros minutos de Nueva York, las bolsas europeas han subido un poco y el dólar se ha depreciado un poco en todos los frentes.

Durante el fin de semana, vimos unos datos del PMI de china, que fue un atisbo de esperanza: la economía del gigante asiático aún está en expansión, a pesar de que una cifra similar que HSBC hizo pública anoche que indicaba una economía más frenada. Esto ha ayudado al dólar ha recuperar algo de terreno, un día antes de la decisión del Banco de Reserva de Australia de mañana. En Australia se espera que los tipos se queden congelados en el 2,75%. El miércoles se espera un informe del PIB con una bajada al 2,7% anualizado, de modo que una rebaja de tipos de 25 puntos básico aún podría tenerse en cuenta.

También en el Reino Unido y en la zona euro hemos visto un informe PMI mejor de lo esperado. Esto ha dado un poco de aire fresco a la libra y al euro, a pesar de las ventas en las bolsas. En Gran Bretaña, esta cifra muestra, de hecho, que hay expansión económica, pero en la zona euro indica que aún hay recesión. El jueves se anunciarán decisiones sobre tipos de interés por parte de los dos bancos centrales (Banco de Inglaterra y BCE), pero tampoco se esperan cambios. El EURUSD vuelve a situarse por encima de 1,30 y la GBPUSD se acerca a 1,53.

Pero hay que tener cuidado con las diferencias: el Reino Unido también anunciará compras dentro de su programa de flexibilización, pero no hará declaraciones, mientras que el BCE sí las hará. Así que, aún podría darse un poco de volatilidad durante estas declaraciones.

Y cambando de escenario, en EE UU, todos esperan impacientes el informe de empleo no agrícola. Si es positivo, el mercado podría empezar a pensar que la Fed debe empezar a reducir las medidas de flexibilización, pero si las cifras son negativas, podría darse un nuevo caso de la típica mentalidad de “lo malo es bueno” que lleva dominando los mercados durante un tiempo.

Pero primero tenemos que echar un vistazo a la cifra del ISM manufacturero de hoy, que se espera en un 50,7, igual que la última lectura. Los futuros de EE UU han subido, lo que podría explicarse por el flujo monetario desde Europa y Japón, o también podría ser un rebote decente del de las ventas de última hora del viernes pasado. Hace tiempo había una dinámica en el mercado en el que había ventas todos los viernes porque los traders no querían arriesgar tanto durante el fin de semana por temor a que se produjera un evento económico negativo.

Así que, empezamos la semana con un pulso al alza, y los datos seguramente mostraran cierta fortaleza económica que debería culminar en el informe de empleo no agrícola del vienes, en el que puede sucede casi cualquier cosa. Es importante vigilar la acción del mercado hasta ese día y fijarse en otros datos como una “parte del todo” y no tomarlos de forma individual.

¡Buena jornada de mercado a todos1