Desayunos con el mercado Forex

desayunos

Reunión del FOMC: Tomando posiciones.

Los mercados asiáticos han estado bastante activos. El Nikkei ha repuntado tras tres días de pérdidas, lo que ha ayudado a debilitar la yen por primera vez en cuatro jornadas. Las cifras de producción industrial se han situado por debajo de las previsiones japonesas, aunque la tasa de desempleo del 3,9%, ha resultado ser mejor de lo esperado.

Pero puede que los datos más reveladores del país nipón sean los de gasto familiar, que muestra una bajada del 0,4% frente a la previsión de una subida del 1,4%. Esto indica que, a pesar de que el yen se ha depreciado, los ahorradores no se animan a gastar sino más bien a colocar sus ahorros en valores más apreciables. Las cifras de producción industrial también indican que hay espacio para capacidad extra en la economía japonesa, de modo que en un futuro no muy distante podrían empezar a aplicarse medidas de estimulo adicionales. El USDJPY se halla en el nivel de 98.

En Australia, el dólar también se ha depreciado tras conocerse las cifras de permisos de construcción, peores de lo esperado, y de que el gobernador de Banco de la Reserva Australiana, Stevens, dijera que el horizonte de la inflación permite bajar tipos, en caso de que sea necesario. El AUDUSD se sitúa ahora en 0,9075, en una caída desde 0,92. En cuanto al kiwi, la divisa neozelandesa no se ha visto perjudicada por las noticias de la vecina Australia y, en este momento, se pasea por el nivel de 0,80 frente al USD.

En cuanto a la libra esterlina, la divisa británica se ha depreciado un tanto a causa de la falta de noticias, aparte de por la incertidumbre que rodea la decisión sobre tipos del Banco de Inglaterra, que será el jueves. Los inversores aun no tienen claro si la nueva rutina de “forward guidance”, es decir, hablar abiertamente sobre las decisiones futuras, va a funcionar o no, de modo que también tenemos un poco de incertidumbre por esta causa. El EURGBP se halla en un swing alcista de dos días, ya que la política del BCE es menos incierta, a pesar de las peores condiciones económicas de la zona euro.

Aunque, en realidad, estas condiciones puede que no sean tan malas como todo el mundo cree. El PIB avanzado de España muestra una caída del 1,7% lo cual, lo creamos o no, es mejor que la previsión del 1,8%. Pero debemos recordar que, cuando analizamos cifras del PIB, hay que valorar también la austeridad del gobierno. Llevo tiempo diciendo que los países con una deuda soberana excesiva deben reducir el gasto publico, que es un componente importante del PIB en Europa. Cierto, la cifra no parece muy alentadora, al menos a primera vista, y seguro que los españoles no están demasiado contentos; sin embargo, también hay que decir que indica que la economía del país se está recuperando de los excesos del pasado que contribuyeron a esta gran recesión.

Dentro de unas horas conoceremos los datos del IPC alemán, del que se espera se sitúa en un 1,8%. Si es así, el mercado podría creer que el BCE tendría posibilidades de flexibilizar la política monetaria. Como mencionábamos ayer, solo porque tengan posibilidades no implica que vayan a hacerlo. Y es que los problemas que sufre toda la zona euro, lo mismo que todos los otros países con grandes cargas de deuda, son de índole fiscal y no de política monetaria. Una política monetaria flexible solo sirve para que los políticos se cubran las espaldas cuando no saben poner en práctica las decisiones, a menudo muy duras, que no tiene nada que ver con las promesas gratuitas que les hicieron ganar las elecciones.

Y esto nos lleva, claro, a la Fed. Mañana esperamos la decisión sobre tipos del FOMC, un ejemplo perfecto de la dinámica que acabo de describir. Es complicado imaginar una política monetaria más flexible que la que tenemos aquí en EE UU y, aún así, la economía sigue en dificultades. En el momento mismo en que el mercado pensó que iban a subir los intereses (a pesar de las protestas de la Fed, en sentido contrario), se produjo un cataclismo. Bernanke está arrinconado y, ahora mismo, no puede salir del atolladero sin armar un estropicio.

Y lo peor es que no tiene ninguna ayuda del lado fiscal de la ecuación, ya que las políticas que tenemos ahora son más bien anclas económicas, no aviones a reacción. Aún así, tenemos más igualdad en la clase media, aunque a expensas de bajar el nivel de vida de unos y no de aumentar el de los otros. Pero la guerra de clases y la retórica que envuelve a los ricos no importan, ya que no hay ninguna política que pueda cambiar esta dinámica sin destruir toda la economía y empezar de nuevo desde cero.

Y bien, pues, ¿qué va a hacer la Fed? Pues yo creo que veremos a un Bernanke en tono más bien bajista, pero sin llegar a decir que la reducción de la flexibilización cuantitativa está descartada. Esto significa que, seguramente, el informe de empleo de agrícola del viernes será mejor de lo esperado y podría darse una nueva ronda de la ya conocida mentalidad de “lo bueno es malo” en el mercado, ya que aumentan los temores de una posible reducción de la flexibilización cuantitativa. Si las cifras de empleo resultan ser peores, el mercado no deberá preocuparse por la reducción, ya que los datos indicarían que habría que esperar.

El dólar se ha apreciado en las últimas horas, en especial a causa de la depreciación del yen, pero también para escalar algunas posiciones en previsión de una posible caída mañana. Esta mañana conoceremos también las cifras de confianza del consumidor; a los mercados siempre les preocupa este dato, aunque yo creo que hay una desconexión importante entre lo que la gente dice y lo que realmente hace. El hecho de que los consumidores tengan confianza no implica que vayan a gastar (recordemos el ejemplo de Japón). Dicho de otro modo, podrían pensar que la economía va por buen camino, pero aún no están listos para volver a hacer lo mismo que, de hecho, nos llevó a este desastre económico.

Así pues, lo siento, Ben: de momento, creo que tu dinero fácil se queda.

¡Buen día de mercado a todos!

Fuente del artículo original: http://fxddnow.es/desayunos-con-el-mercado-forex-37/